QUIENES SOMOS

MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL

VIDEO DE HISTORIA DEL MMM

Es una obra de obediencia. Es una obra de visión. Es una obra misionera. Es una obra de fe. Es una obra de sacrificio. Es un frente de trabajo. Es una obra apostólica. Es una obra profética. Es una obra de fruto.

 

NOMBRE El Movimiento Misionero Mundial es lo que su nombre sugiere:

Un Movimiento. El movimiento es un efecto. La gran causa de este movimiento es la acción del Espíritu Santo con sus dones y frutos operados a través de hombres y mujeres, con una clara y amplia visión de la necesidad de las almas perdidas, con un reconocido espíritu de fe y de sacrificio, y un testimonio limpio; que invitando al Gran Misionero, nuestro Señor Jesucristo, sitúan en segundo plano todo interés material, personal, religioso, denominacional, para concederle el primer lugar y la prioridad al supremo interés del cumplimiento de la gran comisión y de la evangelización del mundo.

Es Misionero. Su objetivo es la promoción y la extensión de la obra misionera, la evangelización y la salvación de las almas.

Es Mundial. Su visión y acción es en todo el mundo, “hasta lo último de la tierra”.

En su base, el Movimiento Misionero Mundial reconoce y adopta para todas sus actividades, los principios bíblicos de amor fraternal, unidad espiritual, compañerismo, respeto mutuo, cooperación, comunión, confraternidad e igualdad con todo el Pueblo de Dios.

ACERCA DE LOS FRUTOS

Millones han escuchado el Evangelio del Reino.

Decenas de miles de personas han sido sanadas, salvadas y llenas del poder de Dios.

Millones de tratados y literatura cristiana distribuidas.

Miles de capillas y templos levantados.

Cientos de estudiantes graduados de los Institutos Bíblicos.

Millones de dólares recibidos y enviados en este trabajo misionero en pro de la salvación de las almas.

Un trabajo positivo de madurez cristiana, solidez bíblica, estabilidad espiritual, sana doctrina, testimonio limpio y conceptos definidos de los valores eternos.

El Movimiento Misionero Mundial trabaja para la eternidad, y sólo en la eternidad se podrá conocer todo acerca del fruto. ¡Alabado sea Dios!

 

MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL

El mandato que nos obliga es la Gran Comisión

La voz que nos llama es el clamor de las almas.

La verdad que nos impele es que la mies es mucha.

La visión que nos ilumina son los campos blancos.

La necesidad que nos inquieta es los pocos obreros.

La pasión que nos conmueve es la condición de las almas.

El motivo que nos inspira es la gloria de Dios.

La fuerza que nos impulsa es el Espíritu Santo.

La meta que nos atrae es la evangelización del mundo.

La causa que nos cautiva es la obra misionera.

La urgencia que nos moviliza es la brevedad del tiempo.
La realidad que nos alienta es el abundante fruto.

 

El Movimiento Misionero Mundial es:

Un movimiento con efectos (los frutos), cuya gran causa es el Espíritu Santo y que imitando al gran misionero, Jesucristo, surge sembrando la esperanza a los corazones.

 

 

“

 

 

 

 

MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL

EDMONTON, AB CANADA

6505 140 AVE EDMONTON AB

(780)803-7734  (587)521-7734

mmm.edmontoncanada@outlook.com